domingo, 30 de septiembre de 2012


Gracias al blog El poeta ocasional !

http://elpoetaocasional.blogspot.com.ar/2012/09/valeria-pariso.html


Esto sí es un problema:
me leo
y advierto
que todo él
negado, saqueado de mi mente,  vaciado de mi sangre,
se instaló silenciosamente
en el túnel carpiano de mi mano derecha.
Y se escribió.



sábado, 29 de septiembre de 2012


Gracias nuevamente a la Revista Literarte del mes de Septiembre por difundir mi poesía.

http://revistaliterartedigital.blogspot.com.ar/2012/09/valeria-cecilia-pariso-buenos-aires.html



Saber no sirve - me dice Vicky
mientras se pinta los ojos de negro-
yo no quiero saber nada,
fijate,  ahora decís: "cuidado,
que hay bocas que duran poco tiempo",
para qué quiero saberlo,
si en lo único en que modifica
mi conducta de ésta tarde
es en que después de unas horas
cuando me suba al taxi de regreso,
de su casa a la mía o del hotel a mi casa,
no sé dónde terminaremos,
si no quiere que hablemos de los sueños,
y tampoco quiere verme en su silencio,
y me dice "te pido un taxi",
y le digo "como quieras",
en lo único en que cambia, date cuenta,
es en que cuando me cruce
el cinturón de seguridad hecha una lágrima,
me dé la cabeza contra el vidrio
llorando por saberlo desde antes.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Ahí está
sentada en el fondo de su casa,
llorando en camisón,
fumando otra vez
después de seis meses
de esfuerzo sobrehumano
por controlar las ganas,
tirada en el único rincón con sombra,
a las tres de la tarde,
tratando de entender
desesperadamente
cómo fue a él se le ocurrió
después de tanto tiempo
dejarla por teléfono.


En mi cabeza
tengo un parque de diversiones.

Alguien queda adentro.

Yo estoy afuera.

No tengo fichas de esa parte de mí.  

Hay juegos que nunca me serán permitidos.

jueves, 27 de septiembre de 2012


Era fácil cuando no creía.
Iba y compraba el pan.
El tema es ahora que lo ví
y los pájaros me miran a los ojos
pidiéndome migas como amor
del otro lado de la ventana.
Ahora no puedo.
Era fácil antes, pájaros, cuando no creía.
Pero quién sale a la calle sabiendo
que él se separó, volvió al barrio, está ahí
y camina tan cerca de mi casa.


miércoles, 26 de septiembre de 2012


No sé qué querrá la muerte
cuando me encuentre.

Lo único que tengo sano
es la mirada.

Si me deja un último gesto
de amor inesperado,
tal vez pueda llevarse mis ojos
de recién nacida.


martes, 25 de septiembre de 2012


Me gusta lo que encuentro cuando no busco nada:

hojas y más hojas y más hojas y más hojas

                     un nombre

como un cuerpo sobre mi cuerpo.




lunes, 24 de septiembre de 2012


y si  nos diésemos cuenta
que todo lo que llamamos amor es otra cosa,
que lo vivido hasta aquí no es más que un cuerpo
compartiendo con nosotros la ignorancia y la sed.




En la noche mis llagas cantan la piedad del frío.



domingo, 23 de septiembre de 2012

Una es la partenaire
hasta el día que decide
estirar la mano y atajar el cuchillo
cortando sangre y lágrimas.

Es inevitable hacer volar a la paloma.

Un día una lo hace
sabiendo que va  doler
pero no importa
un día se toma coraje
un buen día
una lo mira a los ojos
al lanzador de cuchillos
tan excitante con sus filos
con todos sus bordes que nos rozan
cara piernas boca senos
y se piensa hasta acá
hasta acá llegaste.

Entonces
con tanta adrenalina
que se podría esmerilar el aire
se ataja el cuchillo
y el acero nos cierra la mano
con un ardor rabioso.

Todo eso pasará.

No obstante, una se quedará un tiempo
consternada por los ojos de horror
del lanzador de cuchillos
al verse atajado por la mano en el aire
presentida sólo por el instinto animal de la paloma
que voló dos segundos antes de oír el grito
dos segundos antes de que la mano brotara
sobre el brazo y el piso
como una alfombra roja
sobre el final del juego.


 Tengo la sensación  de haber sido
un vidrio mirado al tras luz.

Sus ojos eran cuartos de hotel
que miraban construyendo pactos.

Yo entendía todo.

Alguien entró en mi costado procaz.

Y yo ni lo conozco
y él ni me conoce.


viernes, 21 de septiembre de 2012


En cada flor abierta en primavera
se expresa el deseo silencioso del mundo: 

Un poco de fiesta.








Algunos hombres se desmemorian.

No existen amores imposibles.

Ellos saben de cosas difíciles.
  
Cuando eran niños todos
atrapaban mariposas con dos dedos.



jueves, 20 de septiembre de 2012

Un perro de la calle abraza a un hombre.
Lo veo: el hombre sentado en la plaza
sube a su cuello las dos patas delanteras del perro.
El perro no le tiene miedo. Están ahí: cara con cara.
Los dos abandonados se abrazan.
En silencio se abrazan.
Hay dolor de huesos, de hembras.
En el amor a los dos los mordió el hambre.
No hay nada más animal que la belleza.





miércoles, 19 de septiembre de 2012


Bajo la lluvia
me acordé de alguien.

Sonreí pensando:
Daban ganas.


Tener la convicción de la langosta.

La osadía negra del abejorro bebiendo agua
en el borde de una piscina azul.

La succión animal de la enamorada del muro.

La desobediencia de las mariposas.

Tener eso.

Algo de eso.

Y un deseo que te expulse del cielo.






martes, 18 de septiembre de 2012

"Entonces, una sola hoja, rauda,
guarda toda la selva"
Jorge Boccanera

“Inquietante lección de los jazmines:
cuanto más agonizan, más perfuman.”
Santiago Kovadloff


Al jazmín del cabo
le lleva  más de un mes
sacar una flor.

Todo
para un solo día de blancura.
Después
la flor será un té cerrándose.

Muere y perfuma más que antes.
Se vuelve aire.
Se respira blanco.
Cada minuto de jazmin
guarda a todos los jazmines.

Yo quisiera tener
ese talento para los finales.




Nota: El poema contenía originariamente sólo el epígrafe de Boccanera, dado que, al momento de escribirlo todavía no había leído a Kovadloff. Esta es la nueva versión.




Leyó:
             "No la ames.
       Te anochecerás llamándola."


El viento ya era negro.









lunes, 17 de septiembre de 2012


Él dice que quiere estar solo,
dice que el viento le apretó los ojos,
entonces
ahora
en vez de amor
busca neneos para esquivar la herida.

Lo dice así, y todo él tiembla de belleza,
y todo él  es un niño
dolorido que vuelve.





domingo, 16 de septiembre de 2012


Me había despertado
pero los animales
seguían en el jardín.

Le pregunté aterrada
si los veía, dijo sí, sí los veo
entonces corriendo
cerramos puertas y ventanas
para que las ovejas, los rinocerontes y los lobos
no se metieran en la casa.

Él y yo, tras el vidrio, mirábamos
los cuerpos pesados pisándose
subiéndose, aplastándose, haciéndose morir.

Esperamos casi una hora
hasta que desapareció la última bestia.
Ya no hay miedo, me dijo.
Él me enamora con cosas así.










entonces qué nos pierde
-dejá de mirarme así-

si acá no pasa nada
si somos inocentes.


sábado, 15 de septiembre de 2012


Ahora la flor azul en el tajo de la piedra, existiéndose.
Contagiarse de cosas así.






Sí, es cierto, se puede besar con el silencio,
con los filos obscenos, con pensarlo,
besar con un jardín de mariposas,
besar con la palabra, con los planes,
besar con gestos, con música,
besar con viento y con el alma.
Sí se puede, yo lo entiendo.
Sí.
Se puede besar si no se toca.
Pero ya basta, 
basta,
basta,
basta,
besame, por Dios santo, con la boca.





jueves, 13 de septiembre de 2012


Si solamente fuese
la sed lo que nos dieron
la extraordinaria sed

pero no
qué hacemos con la vida
quién nos dice qué hacemos con la vida
sabiéndonos en la otra orilla.



martes, 11 de septiembre de 2012


Qué tengo que calmar
a qué teme este cuerpo
aterrado que llora
pidiéndome cuidado
como un niño de noche.







domingo, 9 de septiembre de 2012


Aquí es el ritual del agua

aquí los dos se crispan
cada vez que se muerden
en la erosión más vieja
más nocturna más blanca
rompiéndose y armándose
quieran o no quieran
una y otra vez.

Afuera es una ola
contra el acantilado.




sábado, 8 de septiembre de 2012



PATAGONIA Y POETAS ARGENTINOS, es el tema de la Revista EL FARO, de Chile, del mes de Septiembre. Una vez más, gracias a quienes hacen la revista (gracias, Ariel!!!), por entrar a mi blog y elegir algo de mi material para publicarlo, en este caso, el cuento EL AMOR.
Acá les dejo el enlace para quienes quieran leerlo. Abrazos fraternos a nuestros hermanos chilenos.


Antes de irnos
llevame de regreso.

Olvidé las palabras
para nombrar las cosas.

Devolveme un lenguaje
que no sepa de nosotros.


viernes, 7 de septiembre de 2012

Para olvidar
escondió los ojos.

Ahora las lágrimas
caen
de todos lados.



jueves, 6 de septiembre de 2012


No sé si está bien o mal
decidir la sed.

A qué distancia de tu mano
corriste el vaso de agua
que no tiene mis huellas.
Yo cerré los grifos, tiré las jarras
y las copas con tu nombre.

La noche abrirá deshidratada
la última línea de sal entre nosotros.






Abro la soledad
para encontrarte

saber que estás ahí
me tranquiliza

al menos no he perdido
la memoria.






miércoles, 5 de septiembre de 2012


Voy descalza
siento cosquillas verdes
debajo de mis pies,
las puntas convulsionan,
ceden,
presiono,
suben otra vez,
se mueven,
apoyo,
se retraen,
tanteo,
se levantan,
las oigo,
toda la clorofila se estremece,
entonces sigo, subvertida,
con éstos pies ilícitos
adentro del área que dice
"No pisar el césped".


Adentro de un vaso azul
a través de la ventana del living
apretando la cara contra las rejas
con el brazo derecho estirado
hasta que las puntas de mis dedos queman
junto agua de lluvia.

A tu amor
lo junto de un modo más extraño todavía.



No soy tan idiota como para enamorarme de vos.
Ni vos tan idiota como para enamorarte de mí.
                       
Mi amor.
Mi amor.

Algo sucedió más allá de nosotros.


martes, 4 de septiembre de 2012



Ahora que sabemos
las dos o tres
respuestas importantes

qué haremos con el tiempo.




Nos gustaba abrir las cajas
y adivinar qué encontrábamos adentro.

A veces aparecían palabras
que nos entraban en la piel 
tan rápido que no llegábamos
ni a decirnos gracias. Eran días
de amor a borbotones. 

Otras
nos topábamos con alas de silencio,
silencios necesarios con oxígeno
no sea cosa que amemos demasiado.
Eran días para no decirnos nada.


Otras, muchas otras,
encontrábamos vacío
días de amor en estado no nacido
entonces nuestras manos trabajaban.




lunes, 3 de septiembre de 2012


Algo se nos escapa
al usar esta estrategia.

Quién dice que servirá
la elipsis
de la palabra amor.

Dios mío,
cuánto prometen los silencios.


sábado, 1 de septiembre de 2012


Se puede morir de despedida.


No me olvides.

Mi madre llamaba así
a unas florcitas blancas
como ojitos de azúcar.
Bueno, eso es aparte.
No me olvides.